un debate demodé

….pero que da miedo

creo que aún estoy temblando después de ver el reportaje que Eugeni hizo el día de la Hispanidad para CQC

12 octubre |CQC

Cuesta trabajo asimilar que un niño de 15 años se declare fascista, que hable en términos de «rojada de mierda» o porte una bandera con el águila sin tener ni idea de lo que eso significa. Que haya quien reclame una dictadura para limpiar España «y dejarla bonita como estaba antes» y oigamos que por llevar el pelo largo seas «un rojo de mierda» y se declare antidemocrático. El llamamiento del señor teniente regional a que los ciudadanos defiendan a España porque las instituciones no lo hacen da pavor.

Me suena a sorna que el PP haya devuelto la vida al debate de las 2 españas y que en la calle se caiga en el insulto fácil, en el golpe en el pecho, en el águila imperial revolotenado por nuestras cabezas, en el manotazo y el dedo aleccionador a la altura de los ojos del contrario, en la mala educación y en la falta de ésta, en el «o conmigo o contra mí»…

Una España que añora la gitanilla encima del televisor y la libertad para unos pocos. Lo mismo Rajoy pasa a la Historia por liarla parda. Crucemos los dedos.

cuando un dios duele

… y el dios se llama elecciones
Al enterarme de la polémica donde -cómo no- está envuelto el PP, la Junta de Extremadura y el fotógrafo José Antonio Montoya por su obra Sanctorum, se me ha venido a la mente aquellas caricaturas de Mahoma… Fíjate que tontería relacionar una cosa con la otra, no?

Las diferencias entre un caso y otro son varias, entre ellas que esta colección de fotos «pornográficas» acerca de la vida de cristo y sus amigos los santos fueron realizadas hace 5 años…

el autor en 20minutos.es

P – ¿Cuales son sus próximos proyectos? ¿Serán igual de transgresores?

R- Si teneís en cuenta que esta serie [las polémicas fotos] se terminó hace ahora un montón de tiempo (5 años) porque parece que la hice ayer, no señores, esta serie ya para mí es agua pasada, detrás de ella he hecho al menos tres o cuatro colecciones más, pero esto no se dice, es lastimoso que lleve 30 años de fotógrafo, un montón de colecciones excelentes de fotografías y ahora, cuando ya pasé la página hace años, vienen con esto.

Mis proyectos posteriores no sé si son transgresores, yo diría que no, y desde luego no hago fotos para ser transgresor, eso me importa muy poco. La transgresión es una cuestión efímera y oportunista.

Yo me tomo mi obra muy en serio.

El arte es un juego, por eso un artista se puede permitir manipular las realidades a su antojo. Desgraciadamente, la política no es un juego, por eso mismo un político no se puede permitir manipular la realidad a su antojo.

prefiero las sumas

Durante las últimas semanas, a raíz de la polémica surgida con las manifestaciones propiciadas por el último atentado de ETA, la reflexión ha estado dirigida a una clara división en la sociedad española.

Leía en los comentarios de El oyente que no había grandes diferencias entre las manifestaciones convocadas por la AVT y las de UGT/CCOO. Habrá que hacer un resumen de prensa y ver lo que cuentan unos y otros, de las unas y de las otras. Aunque parece que sí es suficiente diferencia el motivo de la convocatoria, ya que hacerlo en nombre de la paz y contra el terrorismo, para que después se convierta aquello en un mar rojo y amarillo donde se reza el rosario al grito de ¡Viva España!, deja mucho que desear.

Que salgo a la calle para solidarizarme con las víctimas y manifestarme en contra del terrorismo, y que además deno querer, no me da la gana que mi presencia se contabilice como una de las gotas que formaban ese mar, porque no acostumbro a ir manifestciones a a gritar ZETAP!, ni nada que se le parezca; que quiero un BASTA YA! que parta desde la ciudadanía. Y pintarme las manos de blanco… y que se me ponga la piel de gallina al ver que la gente se une cuando es necesario, pero no quiero ver espectáculos de otras épocas… que no tengo edad para ello.

En el EPS de hoy, Javier Marías en el articulo Un país demasiado anómalo, explica exactamente todo esto. La verdad es que no hubiera encontrado mejores palabras para empezar -y tampoco para terminar-.

En verdad este país es anómalo. ¿Qué ha pasado en él para que hasta el colectivo de personas que merecía –y tenía– toda nuestra compasión, nuestro respeto y nuestro apoyo se esté convirtiendo en uno de los grupos sociales más antipáticos, irrazonables, verbalmente agresivos y –lo que es peor– temibles?

Siempre preferí el resultado del uno más uno, que la resta o la división de ambos.

 

la negación discursiva de Rajoy

Primera intervención de un presidente del Gobierno ante la Cámara Baja tras un atentado. Además, Zapatero reconoce el error que supuso tirarse el farol de que las cosas estaban y estarían mejor; tras 24 horas, la T-4 explota.

Zapatero acaba de proponer una revisión del pacto antiterrorista -en el hemiciclo, cuchicheos-, tiende la mano al PP.

——————-

No te escucho, cara de cartucho…

Rajoy comienza su réplica citando a Confucio

«El hombre que cometió un error y no lo corrige, comete un error mayor»

Rajoy, con la mirada nerviosa, no coje la mano que Zapatero ha tendido, en un discurso demagógico.

Veremos las reacciones

un ejemplo de civismo

La cabecera de la manifestación contra el terrorismo del pasado sábado en Zaragoza fue todo un ejemplo de civismo; no se escucharon gritos de ningún tipo, ni a favor, ni en contra de nada ni de nadie.

«Por la paz. Contra el terrorismo». Las únicas banderas que se vieron, las ecuatorianas. El PP no estuvo presente, a pesar de los pesares y de haber mareado la perdíz durante tres días, una pena.

bandera ecuatoriana

Zaragoza fue un ejemplo de civismo. Supongo que salir a la calle y el silencio es una «guantá sin mano» ante las armas sucias tanto de políticos como de terroristas.

manifestación zaragoza

Paseo de la Independencia |Zaragoza

Chapeau!

vergüenza ajena

boquiabierta y con la carne de gallina, me quedo ante el lamentable espectáculo que nuestros representantes políticos están ofrenciendo en estos últimos días, desde que el pasado 30 de diciembre, ETA hiciera explotar en la T-4 una furgoneta bomba.

El PP, muy lejos del comportamietno que debiera llevar, se está comportando como un niño malcriado al que aún le dura la pataleta por haber perdido carrera caduca. Pero qué tipo de democrácia y Estado de Derecho es el que van aireando ahí, cuando -y dónde se ha visto eso- se pide que se desconvoque una manifestación contra el terrorismo.

El Grupo Popular está en todo su derecho de no secundar esta convocatoria, de la misma forma que el PSOE no lo hace con las que la AVT realiza – y no me extraña, porque ante espectáculos como estos, no creo que ningún miembro socialista saliera muy bien parado-.

En Aragón la desvergënza popular ha sido indecente, Gustavo Alcalde, presidente del PP exige al presidente de al Comunidad, Marcelino Iglesias, que se disculpe por afirmar en la jornada de ayer del Senado, que en Aragón el PP apoya la política del Gobierno central. Pues bien, Iglesias las hace efectivas a primera hora de la mañana en Aragón Radio, reiterándolas una y otra vez a lo largo de la mañana en todos los medios. Canutazo tras canutazo. 

No obstante, cabría recordar que tras el atentado de la T-4 sí que es cierto que el PP firmó el mismo comunicado del Gobierno de Aragón, al igual que hicieron todos los partidos aragoneses.  Un ejemplo más, de lo pronto que los populares olvidan.

Este macabro comportamiento va mucho más allá de las negociaciones emprendidas en marzo del pasado año entre el Gobierno y ETA. Va mucho más allá.

Veo y escucho y me tiembla el cuerpo. Veo doble en esta partitocracia que nos meten por los ojos. Y se negocia y se hace política, con mi presencia, con la solidaridad, con mi voto, con mis palabras y con lo que se tergiversa de éstas, de mis pensamientos y de mis sentimientos. Lo peor es que también se hace contigo, y con el que duermes, y con tus padres, y con el de tus compañeros de oficina o facultad. Lo aprovechan todo, como buenos carroñeros.

Ante la desunión que promueven, ¿por qué los ciudadanos no nos desmarcamos de la marca y de la ideología para mostrar nuestro rechazo global contra el terrorismo? De esta forma, lo mismo les hacemos salir de su espiral y se plantean qué es lo que realmeten quieren, tanto unos como otros.

Y se olvidan que nosotros decidimos colocarlos en esos sillones del Congreso porque les señalamos con el dedo. Con el firme índice de la enferma democracia que nos ofrecen.

Al final tenemos que darle la razón a Mafalda, el mundo está enfermo.