reflexiones sobre periodismo

Bestiario nos trae la reflexión sobre mi profesión que nunca hice:

La información de los medios se ha convertido en un hábito de consumo y el periodismo de firma en objeto de consumo de firma, de diseño. La información está a un click del ratón y la corroboración a tres clicks más. Las ONG´s, los blogs, los organismo internacionales son ya una fuente de información al alcance de cualquier ciudadano, con el colofón periodístico de las agencias de prensa, gracias a las cuales cada día se hacen los grandes periódicos, informativos radiofónicos y televisivos.

La información, con una visión más cercana a El Mundo, ABC o El País, inunda nuestras vidas. Está por todas partes. Los periódicos gratuitos son depositados en las manos de los viandantes antes de que se hayan desprendido de la última lagaña. Los croissants del domingo vienen acompañados del dominical con su Elsa Pataky en la portada, sus muebles de diseño inasequibles y, a veces, un reportaje social light.

Anuncios

érase una vez… una monja poppy

este post es más un alarde de atrevimiento más que de ego:

diciembre 2004

Después de hacer de Santa Teresa de Jesús enamorada de Nietzsche en Hotel Pluridisciplinar de Por las Venas Teatro, María Riveiro me propuso ser la monja poppy de su corto. Fue un fin de semana muy divertido y aprendí lo que Sor Citroën predicaba: “dios mola mil porque es amor”. Lo mejor, los créditos.

Tras este corto intenté colgar el hábito, pero me propusieron hacer una sesión de fotografía para un anuncio de ropa interior, cambiando el espíritu poppy por la lascivia.