No se habla de Diego Rivera sin hablar de su esposa. Frida está presente siempre que se habla de la vida de uno de los pintores méjicanos más importantes del siglo pasado. Dicen que destacaba más por sus defectos que por sus virtudes (machista, tiránico, egocéntrico, egoísta), sin embargo sus murales más que una denuncia, es una huella, un libro de la historia y la revolución mejicana.  Jorge Volpi,  más y mejor

Su vida fue más parecida a la de un villano que a la de una víctima; no fue un alma torturada, sino el dueño de una voluntad incandescente –y odiosa–, y su propio volumen corporal se oponía a la languidez romántica, pero su obra posee un lugar primordial en un siglo hecho a su medida: violento, cruel, irracional y, eso sí, lleno de buenas intenciones. 

 

mundoind2.jpg 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s