te regalo una nariz roja

 a la pingüina

 

 

No sabía decir te quiero. Un día descubrió que los payasos le hacían sonreír por la narizota roja, porque un payaso sin narizota roja puede ser cualquier cosa, pero no un payaso. Descubrió que esa era la forma de decir te quiero y, durante un tiempo, paseó por las calles de la ciudad con una gran narizota de payaso.

 

feliz cumpleaños, hoy

feliz no cumpleaños siempre 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s