Cuentos kosovares. Diario documental [2]

Pensar Kosovo en Kosovo [sábado 18 a agosto]

Kosovo es destructiva. Un lugar imposible de entender. Ciudades divididas por un puente; calles aisladas de serbios en un pueblo albanés; calles de albaneses entre mayoría serbia. Todo es provisional. Todo está en stand bye contínuo. Así desde hace 8 años.

En estos días he escuchado muchas cosas de Kosovo y la gente que la habita [serbios, kosovares, albaneses, romas, ashkalis, ejércitos de funcionarios y militares internacionales…] y todos parecen estar de acuerdo con la última reflexión de la conversación entre Nico y la Madre Antusa [líder ultranacionalista serbia, regenta el Monasterio de Goriok en la región de Istok custodiada por la KFOR española], de que los Balcanes es una zona de fracasados y perdedores.

En Kosovo no hay otra paz que la que te ofrece sentarte en un café  y olvidarte del mundo que te rodea mientras tomas un chupito de rakia [aguardiente de ciruela o pera], un café turco o  una cerveza Peja. En Kosovo no hay paz, siempre pendiente del lado en el que te encuentras. Aquí eres serbio o kosovar, no hay de otra.

Hasta los vicios tienen denominación de origen: el tabaco, las cervezas, las mujeres. ..

En Kosovo reinan los cuervos, pero también el ladrillo. Kosovo en construción.

Kosovo es rural, incluso sus ciudades más importantes como Pristina, Mitrovica o Istok. Da la sensación que Kosovo ya era así antes del conflicto del 99.

Kosovo no tiene bandera, pero sí matrícula propia. Kosovo país de nadie. Kosovo el Jerusalén de los serbios. Kosovo un eterno conflicto. Kosovo es un estado de ánimo. Un Makondo sin surrealismo mágico. Es el País de Nunca Jamás pero sin su Peter Pan.

Kosovo se contradice, se reafirma y se niega.

Kosovo se autodestruye.

Cuando llueve en la capital también huele a tierra mojada, en su barrio azul, donde los edificios de Naciones Unidas se erigen con grandes cristaleras. Kosovo es un reflejo.

Los Cuentos kosovares iban a comenzar con un “aquí, en Kosovo, todo es posible”. Ni 1000 años conseguirían hacerme enterder Kosovo.

Anuncios

3 pensamientos en “Cuentos kosovares. Diario documental [2]

  1. Pingback: De vuelta de Kosovo at el oyente ) ) juan luis sánchez

  2. hola Guapisima!!!!!!

    Espero que el viaje de vuelta fuera menos accidentado…

    La verdad es que Kosovo… como los Balcanes en general… es demasiado…

    Pero espero que al menos, hayais tenido unas vacaciones diferentes ;P

    Yo me le he pasado muy bien con vosotros…

    Siempre es un placer, disfrutar de la compañia de mis buenos amigos…

    Miles de Besos

    Nico

  3. impresionante ha tenido que ser esta experiencia…tengo ganas de poder hablar contigo de esto cara a cara. Escuchamos el reportaje de la ventana, a través del blog de juanlu. Enhorabuena!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s