fuera de control

zemos

Sevilla está fuera de control desde hoy hasta el domingo 25.

Yo no podré ir a deleitarme con su formidable programación, pero si tú estas en Sevilla o cerca, no lo dudes ni por un segundo porque seguro que esta 9ª edición del festival da para mucho.

Esta es una buena oportunidad para conocer cosas y personas que normalmente no están al alcance de manos comunes como las mías… y estar con un equipo de gente más formidable -todavía- que la programación…

zemos_2

Y si estas lejos -como yo- puedes seguir el festival gracias a estos enlaces:

La web Zemos98

El flicker

La tv

cuando un dios duele

… y el dios se llama elecciones
Al enterarme de la polémica donde -cómo no- está envuelto el PP, la Junta de Extremadura y el fotógrafo José Antonio Montoya por su obra Sanctorum, se me ha venido a la mente aquellas caricaturas de Mahoma… Fíjate que tontería relacionar una cosa con la otra, no?

Las diferencias entre un caso y otro son varias, entre ellas que esta colección de fotos “pornográficas” acerca de la vida de cristo y sus amigos los santos fueron realizadas hace 5 años…

el autor en 20minutos.es

P – ¿Cuales son sus próximos proyectos? ¿Serán igual de transgresores?

R- Si teneís en cuenta que esta serie [las polémicas fotos] se terminó hace ahora un montón de tiempo (5 años) porque parece que la hice ayer, no señores, esta serie ya para mí es agua pasada, detrás de ella he hecho al menos tres o cuatro colecciones más, pero esto no se dice, es lastimoso que lleve 30 años de fotógrafo, un montón de colecciones excelentes de fotografías y ahora, cuando ya pasé la página hace años, vienen con esto.

Mis proyectos posteriores no sé si son transgresores, yo diría que no, y desde luego no hago fotos para ser transgresor, eso me importa muy poco. La transgresión es una cuestión efímera y oportunista.

Yo me tomo mi obra muy en serio.

El arte es un juego, por eso un artista se puede permitir manipular las realidades a su antojo. Desgraciadamente, la política no es un juego, por eso mismo un político no se puede permitir manipular la realidad a su antojo.